Hace ya 10 días que nuestra querida Estación de Esqui de Panticosa cerró sus puertas, dejándonos desolados después de un duro invierno en el que hemos visto poco el sol. Nieve no ha faltado, eso si. Como hemos hablado en muchas ocasiones con mi amiga Marta Hernández aunque nos hubiera gustado tener más ocasiones de sumarnos al «terraceo», hemos disfrutado de lo que de verdad importa: amigos, familia, deporte, nieve, esquí, aire libre y una enorme dosis de buen ambiente que nos ha dejado con ganas de más.

Por fin parece que llega el buen tiempo y es el momento perfecto para decidir dejar en nuestra memoria esos maravillosos momentos vividos y mirar hacia adelante.

Muchas gracias a la Estación, al Panticosa Esqui Club y a la Escuela de Esqui por contribuir a que nuestras semanas de invierno se pinten de ilusión pensando en los viernes. Muchas gracias a toda esta gran familia de amigos con los que compartimos este vínculo emocional con este lugar tan especial para nosotros.

Al año que viene más!!!