Mucho se ha escrito sobre este pintor nacido en Venecia en 1911, conocido también con el nombre de Giovanni Bragolin. La información, que existe sobre este autor es confusa y a veces contradictoria, lo que sí sabemos con seguridad es que sobre su obra se cierne una negra leyenda que se extendió por toda Europa al final de los 70.

Este veneciano de principios del siglo pasado fue seguidor de Mussolini, cuando acaba la guerra se traslada a Sevilla y luego a Madrid, donde se le pierde la pista. Se sabe que murió en Padua en 1981
La leyenda se centra en una serie de 27 cuadros conocidos como “Los niños llorones”. Se dice que son retratos de niños que Bruno Amadio conoció en orfanatos, los cuales son representados en una muy triste actitud, con los ojos enrojecidos y lágrimas por las mejillas. La rumorología popular dice que son una puerta para pactar con el diablo, y que han sido el origen de desgracias, fenómenos extraños, incendios y polstergeist de aquellas casas donde el propietario ha osado colgar un original en la pared.
El origen de dicha leyenda, parte de un incendio que se produjo en un orfanato donde el único objeto que se salvó de las llamas fue un cuadro de esta serie, que pertenecía a un retrato de un niño que allí se hospedaba y que Amadio había realizado. Hay quien dice también que en el incendio murieron todos menos el niño.
La interpretación que se hizo de la historia es que el pintor que hasta entonces no había triunfado hizo un pacto con el diablo para conseguir reconocimiento, ya que a partir de mediados de siglo empezaron a proliferar reproducciones de esta serie de niños por toda europa.
Este pintor ha sido estudiado y tratado en todos los medios de comunicación. Sirva de muestra, que Cuarto Milenio, el programa de Iker Jimenez le dedicó parte de su espacio incluso mostrando testimonios de algunos de los propietarios de los cuadros.
Os dejo el enlace donde se pueden encontrar estos videos
http://www.youtube.com/results?search_query=bruno+amadio+cuarto+milenio&